El próximo mes se cumplirá ya un año de la afectación en México por la pandemia; sin embargo, las consecuencias para las empresas, en el mediano y largo plazo, aún son inciertas. Por lo pronto, la liquidez y la solvencia, dos de los mejores indicadores del estado económico y financiero de las empresas, se han visto afectados significativamente. 

En meses pasados, el INEGI llevó a cabo la ECOVID-IE (Encuesta sobre el Impacto Generado por COVID-19 en la Empresas 2020), en donde entrevistaron a una muestra de 4,920 empresas micro, pequeñas, medianas y grandes, de todo el país, pertenecientes a los sectores de industria, comercio y servicios. De las empresas entrevistadas, el 93.2% registró al menos un tipo de afectación debido a la pandemia. La mayor afectación fue la disminución de los ingresos, con 91.3%.

De las empresas afectadas, sólo el 7.8% obtuvo algún tipo de apoyo, mayoritariamente del gobierno. La mayoría de los apoyos consistieron en la transferencia en efectivo (54.3%), aplazamiento de pagos a créditos (11.8%) y acceso a créditos nuevos (8.9%). 

¿Y el resto de las empresas cómo sobrevive en un entorno tan adverso? ¿Cómo hacen los dueños de las PyMEs para enfrentar la baja de liquidez y asegurar la permanencia de sus negocios, considerando que de las 1,873,564 empresas que somos en el país, el 46.9% esperan una disminución de hasta el 71% en sus ingresos los próximos seis meses? La respuesta es: obteniendo financiamiento y líneas de crédito adicionales, con condiciones justas.

Tradicionalmente, las PyMEs han enfrentado problemas a la hora de buscar capital, pero con la pandemia estos problemas se han acentuado:

Bancos líderes en el negocio de crédito PyME, dejaron de operar préstamos para el mercado abierto y solo se enfocan en atender créditos preaprobados o reestructuras.

Lentitud en la aprobación de créditos nuevos (si se aprueban).

Altas tasas de interés que vuelven insostenibles a los préstamos.

Cancelación o limitación de créditos revolventes.

Solicitud de garantías inmobiliarias que respalden el crédito otorgado.

Ahora, más que nunca, debemos garantizar un ambiente propicio para las empresas, permitiendo que puedan tener acceso a capital justo, rápido y sin garantías. Las empresas que trabajamos en el sector financiero debemos entender esta nueva realidad y adaptar nuestros productos para responder a las necesidades actuales de las empresas frente al COVID-19. 

En el caso de PitchBull, hemos  lanzado un programa de financiamiento para apoyar a las empresas afectadas por COVID y también hemos cambiado nuestro modelo de riesgo, otorgando créditos en 48 horas, sin garantías ni Estados Financieros. El programa de financiamiento está disponible ahora a tasas de entre el 17 y el 29% anual para empresas que tengan al menos 2 años de operación y facturen al menos $1 millón de pesos anuales. Con esto, esperamos poderle dar financiamiento a miles de PyMEs más en Jalisco y Nuevo León, justo cuando lo necesitan. 

0 CommentsClose Comments

Leave a comment

Comienza la aplicación del crédito

Comienza la aplicación del crédito

Obtén tu aprobación de crédito en 24 horas

Requisitos mínimos

Para aplicar a un crédito PyME con PitchBull, debes contar con al menos 2 años de operación registrado ante el SAT y haber facturado como mínimo 1 millón de pesos el año anterior.

Nuestra plataforma

PitchBull es la plataforma en línea líder en México. Otorgamos millones de pesos en créditos para PyMEs mexicanas, cada mes.

Logo de PitchBull Logo de Banco Famsa

PitchBull ha sido la primer plataforma Fintech en procesar solicitudes de crédito en Alianza con un Banco en México

Logo de El Diario NTR Logo de Milenio Logo de El Economista Logo de Entrepreneur Logo de El Informador Logo de El Financiero
pb-landing-page
%d bloggers like this: